Se encuentra usted aquí

Red Natura 2000

Programa LIFE+

LIFE es un instrumento financiero de la Comisión Europea dedicado exclusivamente a la financiación de proyectos para conservación del medio ambiente y la naturaleza. El acrónimo LIFE proviene del francés L'Instrument Financier de l'Environment. El programa comenzó en 1992 y en el 2007 se convirtió en el Programa LIFE+.

La protección del medio ambiente es una de las dimensiones clave del desarrollo sostenible de la Unión Europea y por lo tanto una prioridad para la cofinanciación comunitaria. Los proyectos financiados por LIFE+ deben contribuir a la consecución de los objetivos específicos de sus tres ámbitos temáticos: Naturaleza y Biodiversidad, Política y Gobernanza Medioambiental e Información y Comunicación.

INDEMARES es un proyecto LIFE+ Naturaleza y Biodiversidad cuyo objetivo ha sido contribuir a la aplicación de las Directivas sobre Aves y Hábitat, centrándose en los hábitats y las especies que forman parte de los anexos de ambas directivas.

Dada la amplísima biodiversidad presente en España, una de las más grandes de la Unión Europea, con aproximadamente el 50 % de la misma, nuestro país es uno de los mayores perceptores de estos fondos.

Cabe destacar que el Programa LIFE+ en 2007, ha permitido de manera excepcional financiar los estudios científicos del proyecto INDEMARES para poder cumplir con el compromiso de España con las políticas comunitarias y la obligación de designar áreas de la Red Natura 2000 Marina.
 

Red Natura 2000

La Red Natura 2000 es una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad que tiene el fin de asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los hábitats más amenazados de Europa.

Natura 2000 se compone de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) declarados por los Estados miembros con arreglo a la Directiva Habitats de 1992 y de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) que se designan de acuerdo con la Directiva Aves de 1979. Asimismo, en un plazo de 6 años desde la declaración de un LIC, la Directiva Hábitat prevé su designación definitiva como Zonas de Especial Conservación (ZEC). La necesidad de los Estados miembros de designar lugares Natura 2000 es una contribución importante a la Directiva Marco de Estrategia Marina, que recoge la obligatoriedad de crear antes del 2012 una red de áreas marinas protegidas.

La declaración de los lugares de la Red Natura y la posterior aprobación de los planes de gestión tiene como fin regular las distintas actividades, mejorar la funcionalidad de los ecosistemas, conservar la biodiversidad y, por tanto, asegurar su conservación y la sostenibilidad de sus recursos naturales ahora y en el futuro, garantizando que generaciones venideras disfruten de nuestro medio natural de la misma forma que las actuales.

En este contexto, una adecuada gestión de los espacios de la Red Natura 2000 puede llevar consigo una valorización de los productos y servicios que se den en una determinada zona y por lo tanto revertir en una mejora en el empleo y la productividad de los sectores asociados al medio marino, como la pesca o el turismo.

INDEMARES ha permitido establecer una Red Natura 2000 en el medio marino (250) que es de las más amplias y científicamente mejor definidas de Europa y cuyos planes de gestión contarán, además, con un gran consenso social, sirviendo así de ejemplo para otros países. Este esfuerzo no termina aquí, el futuro de esta red pasa por garantizar el buen estado de conservación de los valores naturales por los que se ha declarado, regulando al mismo tiempo las actividades humanas compatibles con estos objetivos. Para ello, es imprescindible gestionar la Red Natura 2000 en el mar mediante el empleo de medidas innovadoras, y la suma del esfuerzo de toda la sociedad.